© 2013 by Centro Alaya. All rights reserved.

MASAJE INFANTIL​

El masaje infantil es una antigua tradición en muchas culturas del mundo que se ha transmitido de madres a hijas y que ha sido redescubierta en Occidente. Muchos estudios de investigación revelan la necesidad del contacto afectivo  como parte fundamental de los primeros años de vida, y el masaje infantil es uno de los más agradables, y fáciles métodos para establecer este primer contacto.

El masaje infantil es una técnica sutil, tierna y agradable, que por medio de la estimulación táctil nos permite comunicar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del niño.

Es el arte de la comunicación a través de las miradas, las sonrisas, el contacto, las palabras, el juego, ... que nos acercan a cada bebé tan único.

El tacto es un poderoso medio para el desarrollo fisiológico, psicológico y emocional del bebé. Es un nutriente que  beneficia tanto al bebé, como a los padres y madres y/o personas más cercanas a él, estimulando y fortaleciendo los vínculos afectivos y la escucha mútua.

 

 

 

El bebé no se nutre solo de comida, necesita fundamentalmente amor y cariño, que le proporcionen una seguridad y acogida emocional para poder crecer de forma  armónica

 

Las palabras Masaje Infantil engloban una serie de técnicas de tacto, voz y mirada, que se han ido entrelazando, creando una estructura que aporta grandes beneficios tanto a los padres y madres y/o cuidadores, como a sus niños. Estos beneficios no se quedan tan sólo en el ámbito fisiológico, sino que llegan más allá, donde las fibras sensibles del sistema emocional son estimuladas y fortalecidas para poder crear un marco de confianza, seguridad y aceptación emocional. Esto favorecerá un crecimiento más equilibrado en todos los ámbitos de su persona.


Actualmente, la mayoría de los padres y madres están sujetos a horarios laborales y a otras obligaciones, que dificultan dedicar a los niños el tiempo y la atención que requieren, olvidando en muchas ocasiones que también merecen disfrutar de los maravillosos momentos que los hijos ofrecen a medida que van creciendo.


La aplicación del masaje es un práctica tan sencilla que podremos ajustarla fácilmente a nuestra forma de vivir. Para el bebé supone compartir un rato de especial unión con el adulto, y para el que da el masaje, resulta una experiencia no menos gratificante, al recibir el regalo de su sonrisa, sus sonidos, su pataleo...todo su cuerpo expresa bienestar. Es un tiempo de máxima calidad para los dos, en el que ambos salen altamente beneficiados. 


Algunos de los beneficos que aporta el masaje infantil son:

Para el bebé:

 
  • Fortalece su sistema inmunológico

  • Beneficia al sistema digestivo. Ayuda a calmar los cólicos

  • Contribuye a desarrollar el sistema respiratorio. Equilibra los niveles de oxígeno

  • Favorece el sistema circulatorio

  • Potencia el desarrollo de su sistema neurológico. Facilita el proceso de mielinización

  • Favorece el sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés

  • Beneficia al sistema muscular. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura

  • Les enseña a relajarse. Facilita un sueño más largo y de mejor calidad

  • Les ayuda a conocer su propio cuerpo. Facilita la integración del esquema corporal

  • Contribuye a aumentar su autoestima

  • Proporciona seguridad

  • Estrecha los vínculos afectivos

  • Fomenta la comunicación con el exterior

  • Le ayuda a liberar las tensiones, tanto físicas como emocionales

  • Facilita la expresión de sus sentimientos ofreciéndole soporte y contención

 


Para quien da el masaje:
 

  • Proporciona una excelente forma de comunicarse con el bebé. Permite detectar y responder  eficazmente a los mensajes no verbales del bebé. Fomenta la interacción

  • Refuerza el instinto y la intuición

  • Otorga autoconfianza y eleva la autoestima

  • Concede un valioso tiempo centrado en sus hijos

  • Compensa las ausencias de los padres y las carencias de la separación

  • Ayuda a relajarse

  • Representa un espacio y un tiempo de diversión muy positivos

  • Desarrolla las habilidades para ayudar a sus hijos en el futuro

  • Favorece la consolidación de lazos familiares. Estrecha los vínculos positivos.

 

Fuente: AEMI

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now